La encuesta social COVID-19, publicada por el Ministerio de Desarrollo social, indica que casi la mitad de los hogares chilenos redujo sus ingresos un 50% o más, debido a la crisis.

Como resultado, las familias disminuyeron sus gastos, principalmente en alimentación y salud.

Este ahorro en salud se explicaría por: la dificultad de llegar a los centros médicos por la cuarentena, temor al contagio, y la postergación de controles, exámenes y tratamientos por falta de recursos o priorizar otros temas.

La industria de seguros lo confirma observando una disminución en la frecuencia del uso de los seguros complementarios de salud. Cabe preguntarse: ¿Cómo evolucionará  la salud de quienes postergaron sus controles o tratamientos? ¿Tendremos un rebote en la demanda de atención médica junto a un empeoramiento general de la salud?

A esto se suma una presión emocional que ha disparado los indicadores de deterioro en salud mental. Cuando el retorno a la normalidad avance, 

¿Cómo afectará a tu equipo de trabajo? ¿Están protegidos de forma adecuada?

Por otro lado, también las empresas han sufrido un estrés financiero importante, y por ello, cobra especial relevancia la orientación y asesoría en el correcto uso de Isapres y Fonasa, los seguros complementarios de salud y los beneficios estatales.

Un correcto diagnóstico de la situación socioeconómica y de salud de tus colaboradores, sumado a la eficiente utilización del sistema previsional de salud y sus complementos, pueden significar grandes ahorros en seguros, licencias y costos que impactan tanto al trabajador como la productividad de tu empresa.

Nuestros programas "Diagnóstico Social", "Probenefit Te Orienta", "Telemedicina y monitoreo remoto" y "Salud Mental" son la solución para que tu empresa y trabajadores optimicen al máximo los recursos y beneficios disponibles

¡Anticípate al problema y prepárate hoy!

De esta manera buscamos ser un apoyo a la empresa y al trabajador, reduciendo costos de salud.

Call Now Button