Muchas personas no reciben la indemnización de los seguros de vida que les corresponde por ignorar que habían seguros a su favor.

Desde el año 2015, la Superintendencia de Valores y Seguros (hoy Comisión para el Mercado Financiero) instruyó a todas las compañías de seguros que cubran el riesgo de fallecimiento, en cualquier tipo de póliza, a buscar información en el Servicio de Registro Civil e Identificación, para detectar asegurados fallecidos cuyos siniestros no fueron denunciados.

Esta consulta debe realizarse al menos una vez al año (a más tardar en enero del año siguiente) e incluirá a los asegurados de todas las pólizas vigentes y no vigentes al 31 de diciembre del año anterior.

¿Dónde  encuentro esta información?

Además, las compañías deberán realizar todas las gestiones necesarias y razonables a su alcance para notificar a los beneficiarios e informarles de los seguros comprometidos, para que puedan cobrar lo que les corresponde oportunamente. Entre estas, tiene que hacer una publicación en un diario de circulación nacional, o un medio electrónico habilitado y publicar en un lugar destacado de su página web, una lista de los casos detectados, detallando nombre y RUT de los beneficiarios designados por el asegurado y la(s) póliza(s) involucradas.

Puedes ahorrar tiempo buscando la información de todas las compañías en la página de la Asociación de Aseguradores de Chile (AACH) haciendo click aquí.

En la misma publicación se debe informar el procedimiento para que las personas puedan comunicarse con la compañía para realizar las consultas respectivas. Esta publicación debe realizarse a más tardar el 31 de marzo del año siguiente y mantenerse mientras el siniestro no sea denunciado o mientras corresponda mantener la reserva técnica (hasta 10 años).

Importancia de completar los datos del beneficiario

Para facilitar su contacto, en el caso del fallecimiento del titular, es que las compañías deben registrar datos como domicilio, teléfonos y correo electrónico de los beneficiarios al momento de suscribir una póliza, o cuando hay un cambio de beneficiario(s). También debe informarse al asegurado de los mecanismos para actualizar esta información.

Actualmente, muchos seguros de vida son comercializados a través de canales masivos, bancos y tiendas comerciales, junto a la contratación de otros productos y servicios, y nos olvidamos de su existencia, lo que dificultará su tramitación en caso de necesidad.

Si tienes un seguro de vida (o más de uno), convérsalo con tu familia para que, de ser necesario, sepan que cuentan con esta protección y conozcan las compañías comprometidas.

Link a listados de las aseguradoras:

Call Now Button