El cambio climático está provocando fenómenos climáticos cada vez más extremos y costosos. Un reciente informe de la ONU sobre cambio climático lo confirma y pide actuar con urgencia para limitar el calentamiento global.

Hace tiempo que los científicos advertían sobre los peligros que el calentamiento global y el cambio climático representan para la vida en el planeta. Hoy vemos fenómenos climáticos cada vez más intensos y destructivos y la ONU llama a actuar con urgencia para evitar que la situación se agrave.

El pronóstico para Chile indica que la sequía sería la principal consecuencia.

El peor comienzo de año, en una década, viven las aseguradoras mundiales, a causa de los incendios forestales y las tormentas invernales en Estados Unidos y Europa.

La Reaseguradora Swiss Re reconoció que los fenómenos climáticos extremos causados por el cambio climático y el avance del desarrollo urbano en zonas propensas a las catástrofes provocan pérdidas por desastres naturales cada vez mayores. La empresa registró su mayor pérdida semestral desde 2011.

Contaminación

La tormenta invernal Uri causó pérdidas en Estados Unidos estimadas en US $15 millones a las aseguradoras, las más altas pagadas por este tipo de fenómeno en ese país y casi tan cuantiosas como un huracán.

Este año las pérdidas podrían alcanzar un nivel inédito, considerando las graves inundaciones de julio en China y Alemania y que todavía no termina la temporada de huracanes en Estados Unidos.

Sólo en Alemania se estiman indemnizaciones por unos 4.500 a 5.500 millones de euros por las catastróficas inundaciones de julio, lo que lo convertiría en el evento meteorológico más costoso y el segundo desastre natural más costoso de los últimos 40 años, en Europa. Mientras en China, las graves inundaciones de la provincia de Henan causaron siniestros estimados en US 1.700 millones.

Eventos climáticos hasta ayer considerados de segundo orden (en comparación al impacto financiero de terremotos y huracanes), como tormentas invernales, granizo, inundaciones o incendios forestales provocan pérdidas catastróficas cada vez mayores, alcanzando fácilmente los US 1.000 millones. El aumento de los costos representa la principal amenaza para la industria de seguros, por lo que se hace necesario mejorar la evaluación de estos riesgos para mantener la capacidad de respuesta financiera de la industria.

Jerome Haegeli, de Swiss Re declaró que “el cambio climático es el mayor riesgo que enfrenta la sociedad y la economía mundial. El reciente Informe de la ONU sobre el cambio climático confirma las expectativas de un clima más extremo en el futuro y la urgencia de actuar para limitar el calentamiento global”.

El informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el cambio climático (IPCC) afirma que el cambio climático es generalizado, rápido y se está intensificando, reconoce la responsabilidad del hombre a través de la emisión de gases de efecto invernadero y advierte que, sin una reducción inmediata, rápida y a gran escala de las emisiones de CO2 y otros gases, limitar el calentamiento a solo 1,5° o 2°C será imposible.

Las pérdidas totales estimadas por catástrofes naturales para el primer semestre de 2021 son US74.000 millones (sumando bienes asegurados y no asegurados).

Cerca de 4.500 personas perdieron la vida o desaparecieron en desastres durante el primer semestre.

La grave sequía en Chile

Según el informe, Chile se verá afectado por sequías más prolongadas en la zona central, seguirán disminuyendo la nieve y las fuentes de agua permanentes de la cordillera, las tormentas se desplazarán hacia al sur y todo eso favorecerá la ocurrencia de incendios forestales.

Muchos de estos efectos ya están a la vista. Todas las regiones del país presentan disminución de las lluvias respecto a sus promedios normales, tendencia que se viene arrastrando desde hace varios años y que elevaría el precio del agua.

Un 76% de la superficie chilena está afectada por la sequía y el suelo degradado. La sequía ha modificado el paisaje, secado lagos y esteros y modificado las actividades de sus habitantes, dificultando la agricultura y la ganadería.

En muchas localidades rurales que no disponen de red de agua potable y donde se secaron todas las fuentes naturales, hoy dependen de camiones aljibe municipales que reparten una cantidad limitada para cada persona, de forma periódica.

La escasez de agua limita el desarrollo de las actividades productivas de sus comunidades, haciendo difícil la subsistencia de sus habitantes y obligándolos a irse, condenando a sus pueblos a la desaparición.

Sequía

El aumento de fenómenos climáticos cada vez más intensos y destructivos a causa del cambio climático, hace urgente la toma de medidas desde la política, las empresas y la sociedad para evitar que la temperatura siga aumentando y comprometa la continuidad de la vida en el planeta.

Call Now Button